Equipazo, kilómetros de solidaridad y un histórico maillot de La Vuelta

El regreso a la competición este martes en La Vuelta nos ha vuelto a poner de manifiesto que contamos con un gran equipo tanto dentro como fuera de la carrera.

De hecho, tanto es así que los ciclistas del Caja Rural – Seguros RGA han conseguido ser los mejores de la etapa en la clasificación por equipos al tiempo que el equipo de voluntarios de Caja Rural de Salamanca y Seguros RGA han llevado a cabo una intensa jornada de trabajo que ha permitido que la fundación Aviva Salamanca va a recibir una importante donación proveniente de la bici solidaria.

Y todo esto en una jornada que ha arrancado en un lugar emblemático y excepcional como es la Plaza Mayor de Salamanca. Un recinto que ha sido tomado por las bicis y por los aficionados y que ha permitido disfrutar de una mañana en la que los seguidores han disfrutado teniendo muy cerca de sus ídolos y nosotros hemos disfrutado también asistiendo a toda la gente que pasaba por nuestro stand en busca de ‘merchan’ y también a nuestros corredores, que han vuelto a ser fieles a su cita con nuestro Punto de Encuentro una jornada más.

Desde luego, hoy por equipo no será puesto que hemos iniciado el primer tramo de Punto de Encuentro con Maite García, Julio Fernández, Ignacio González, Ramón Méndez de Vigo, Mónica Paz, Eva Álvarez, María Heres, Óscar Serrulla y, por supuesto, nuestro Capitán RGA.

No obstante, más adelante llegaría el momento de dividirse porque a las 12.00 horas arrancaba una bicicleta solidaria especial ya que se ha desarrollado durante todo el día hasta las 20.00 horas.

Y la verdad es que mejor primer relevista de la bicicleta solidaria no hemos podido tener ya que ha abierto la veda el mítico Agustín Tamames, ganador de La Vuelta en el año 1975 y que ha tenido el detalle no solo de pedalear sino de venir acompañado del maillot de líder de dicha vuelta. Maillot que, por aquel entonces, era de color amarillo.

Aunque, ciertamente, creo que no podemos tener queja de los muchos e ilustres relevistas que hemos tenido empezando por la presidenta y los miembros de la Fundación Aviva Salamanca que han estado todo el día pedaleando y ayudando en todo lo preciso.

Pero es que, además de ellos, han pasado por la bici solidaria el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, el concejal de Deportes de la ciudad, miembros del Unionistas Salamancas, el CB Tormes o el jugadores de fútbol sala, Pipe, y como no podía ser de otra forma, la mítica ciclista salmantina, Dori Ruano.

Y todo esto sin dejar de lado la presencia constante e implicación de los empleados de Caja Rural de Salamanca encabezados por su presidente, Ernesto Moronta, y el director comercial, Agustín Pérez.

Así que con tantas personas pedaleando y animando a pedalear no es de extrañar que al final se hayan recorrido 830 kilómetros que se convertirán en 2.490 euros a favor de la Fundación Aviva Salamanca.

Y mientras todo esto ocurría en Salamanca, los corredores y nosotros nos marchábamos rumbo a Bermillo de Sayago, lugar donde estaba emplazada la meta de una etapa predestinada al sprint.

Y no cabe duda de que eso era algo que nuestros corredores tenían muy claro. Y ese es el motivo por el que han ido mimando y protegiendo a un Nelson Soto que se ha batido el cobre con los mejores sprinters del pelotón para acabar firmando un magnífico cuarto puesto por detrás de Viviani, Sagan y Nizzolo. ¿Y sabéis que es lo mejor de todo? Que pese al gran éxito de haber alcanzado ese gran posición ante consagradas figuras a nivel mundial la ambición de nuestro esprinter colombiano le ha dejado con un sabor de boca agridulce porque quiere más. ¡Bravo, Nelson!

También queríamos ofrecer nosotros algo más en esta línea de meta de Bermillo de Sayago. Y de ahí que se haya dado una imagen inédita y peculiar que no es otra que el encuentro entre dos mascotas, nuestro Capitán RGA y Espi, que ha llegado de la mano de Caja Rural de Zamora.

Precisamente el presidente de la entidad, Nicanor Santos, ha sido uno de los que ha podido vivir en directo ese gran esprint de Nelson Soto en una zona de meta en la que ha estado acompañado por un buen grupo de trabajadores de Caja Rural de Zamora que han disfrutado también con la experiencia de vivir desde dentro y en la zona de invitados el final de etapa.

Por tanto, más jugo no se le puede sacar a una jornada que hemos acabado ‘recluidos’ en la localidad de Coreses en el hotel Convento, que si ya de por si el nombre invita a enarbolar todo tipo de prejuicios, lo que uno se encuentra aquí invita todavía más a dejar volar la imaginación. Pintoresco como él solo.

No obstante, lo cierto es que, últimamente, la cosa va de edificios históricos porque venimos de un antiguo Palacio en Salamanca y de otra ‘celda’ al final del ‘paseo de las novicias’ en La Carolina.

¿Qué nos deparará la entrada de la próxima etapa en tierras gallegas? Pues por lo pronto parece que la lluvia está asegurada. Así que habrá que ver como le sienta a los corredores después de tantos días de calor sofocante. Eso sí, esperemos que a ninguno se le aparezca ni una ‘meiga’ ni el ‘tío del mazo’, que la etapa es muy propicia para ello.

Buenas noches… o días. #SúmateAlVerde

GALERÍA DE IMÁGENES

Etapa 10 La Vuelta 2018 (Salamanca - Bermillo de Sayago)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *