Libramos la lluvia, cumplimos objetivos y disfrutamos de Asturias

El día de Asturias en La Vuelta nos ha deparado una jornada bastante completa en la que hemos amanecido con un sol radiante en León, hemos vislumbrado la estampa del gran Miguel Induráin, hemos probado productos típicos de la gastronomía asturiana, se ha hecho una importante recaudación en la bicicleta solidaria y, sobre todo, la lluvia nos ha vuelto a respetar pese a que había aviso de posibles tormentas.

La mañana ha empezado con muy buen pie ya que, como decía antes, el tiempo nos ha vuelto a acompañar en una localidad leonesa de Cistierna que se ha volcado para vivir de cerca todo lo que supone contar con la salida de un gran evento como La Vuelta.

Por este motivo, hemos podido ver como estaban muy concurridas las diferentes zonas de interés de la salida, Punto de Encuentro, Control de Firmas y buses de los equipos.

Y en nuestro caso tenemos que decir que toda la gente nos encontraba nada más entrar y se topaba con las atenciones de Alejandro Martí y de Pedro González de Seguros RGA, que han sido los encargados de hacer de embajadores de nuestra marca en el día de hoy.

Y con quien también se topaban nada más entrar es con nuestro Capitán RGA, que ha vuelto a ser el foco de atención de grandes y pequeños y ha copado buena parte de las fotos que se han realizado en el Punto de Encuentro en el día de hoy.

No obstante, hoy hay que resaltar otro apartado más del Capitán RGA ya que ha querido destapar su vena más artista arrebatándome el micro y demostrándonos que podría estar perfectamente al frente de una banda de rock and roll. Por lo pronto, las Mangas Verdes (guiño a mi banda) ya las tiene.

Pero si alguien ha tenido hoy protagonismo en la línea de salida es, como no podía ser de otra forma, el gran Miguel Induráin. Y es que el bueno de ‘Miguelón’ ha sido el invitado de honor en el inicio de la etapa desde Cistierna. Y, evidentemente, todo el mundo quería saludar al gran campeón navarro y fotografiarse con él.

Cerca hemos estado nosotros de poder hacerlo porque ha iniciado un paseo por la zona de los buses y el nuestro estaba el cuarto. Y la verdad es que los dos primeros los ha pasado relativamente rápido para lo que supone Miguel. Pero al llegar al tercero se ha corrido la voz y ha sido materialmente imposible que pudiera avanzar más. Así que esta vez no pudo ser.

Lo cierto es que, como compartíamos la primera parte del recorrido con el trazado de la etapa, hemos tenido que salir hacia la meta antes que de costumbre para poder llegar con suficiente antelación a la zona de prensa, parque vuelta y meta.

Por cierto que, hablando de costumbres, lo del catering en la sala de prensa cada vez que estamos en Asturias es para hacerles un monumento por la variedad, por la calidad y por la cantidad de productos típicos de la gastronomía de la zona que hemos podido disfrutar. Productos entre los que hay que incluir una mezcla de magdalena con mazapán, hojaldre, chocolate y todo recubierto de azúcar quemada al estilo de una media luna que nos han dicho que han preparado expresamente para la llegada de la carrera. He de confesar que yo he sido uno de los valientes que casi ha sido capaz de comérselo entero.

En fin. Lo que está claro es que con esas energías teníamos que afrontar con mucho vigor una tarde en la que era preciso sumar muchos kilómetros a favor de la Asociación Galbán. Y una tarde en la que era preciso también que el tiempo aguantara porque la amenaza de lluvia era permanente.

Y la verdad es que habría sido una pena que la lluvia hubiera chafado todo el esfuerzo desplegado por parte de todo el equipo de miembros de Caja Rural de Asturias y de Seguros RGA que han llenado de globos, gafas, aplaudidores y restos elementos de merchandising la plaza donde estaba ubicado el parque vuelta.

Además, hemos contado con importantes relevistas en nuestra bicicleta solidaria como es el caso de miembros de los clubes ciclistas de la zona, Navastur y Nava 2000, el alcalde de la localidad vecina de Cabranes o Luis Arránz, miembro de la Asociación Galbán y que se ha marchado más que feliz tras comprobar que se han recorrido 590 kilómetros que se traducirán en una ayuda de 1.770 euros que llegará de la mano de Caja Rural de Asturias.

Entretanto, nuestro Óscar Serrulla ha estado batallando para situar la imagen de nuestra marca en la multitudinaria, inédita y estrecha línea de meta de Praeres de Nava. Una subida plagada de dificultades y en la que Serrulla y el resto de integrantes de la caravana ciclista se las han visto y se las han deseado para poder maniobrar. Vamos, una encerrona en toda regla.

No obstante, hemos logrado salir airosos de un día complicado y en el que en lo deportivo también han estado las cosas difíciles ya que los ‘gallos’ no han dado margen a otros corredores para pelear por una victoria que se ha adjudicado Simon Yates.

A ver que tal va todo en la mítica cima de los lagos de Covadonga que es la que le pone el broche a este tríptico Astur Leonés. Ahí estaremos para contarlo.

Buenas noches… o días. #SúmateAlVerde

GALERÍA DE IMÁGENES

Etapa 14 La Vuelta 2018 (Cistierna - Praeres de La Nava)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *