Garberas de sal, una caja volcada y kilómetros de solidaridad

Auténtico torrente de emociones el que hemos podido vivir en este estreno de La Vuelta 2019 para el Caja Rural – Seguros RGA con una salida espectacular en un paraje único como son las salinas de Torrevieja, una ciudad, una provincia y una caja, Caja Rural Central, volcadas con el evento y con la solidaridad por bandera en nuestra primera bicicleta solidaria de esta edición.

Sin duda, si algo nos depara La Vuelta son vistas y parajes espectaculares. Y si por algo se caracteriza la ronda española es por tratar de innovar en sus salidas y llegadas. Y lo cierto es que nunca antes se había visto algo semejante a lo de esta primera etapa, una rampa de contrarreloj emplazada en una garbera de sal perfectamente preparada para la ocasión.

Aunque, eso sí, que no se haya visto nunca no quiere decir que no haya estado en la mente de alguien antes. Ahí va la confesión. Y es que quien me iba a decir a mí, un salinero de Las Salinas de Cabo de Gata que siendo niño quería ser ciclista y fantaseaba con que el surco dejado por las palas en las garberas sal que poblaban la puerta de mi casa eran la rampa de lanzamiento perfecta para mis contrarreloj, que al final acabaría viendo años después como esos sueños de niño se han acabado convirtiendo en una espectacular salida de una gran vuelta.

Por tanto, como se pueden imaginar, la etapa contaba para mí con un enorme componente emocional añadido de volver a verme rodeado de charcones en activo, garberas, tolvas, cintas transportadores, tonos rosáceos en las balsas y un blanco cristalino de esa sabrosa sal que nos ha dado de comer a varias generaciones de mi familia.

Pero nostalgias salineras al margen, la primera etapa siempre es una empresa complicada al tratarse de una jornada en la que todo ocurre casi al mismo tiempo, salida, meta, caravana, carrera y Parque Vuelta. Y en la que, además, hay que empezar a encajar todas las piezas.

Y los primeros en formar equipo han sido los componentes de la caravana con María José Gracia como coordinadora durante estos primeros días junto a nuestro chófer de este año, Javier. Junto a ellos, Diego Arias y Mónica Martínez han formado el equipo que ha llevado todo el ‘merchan’ de nuestro equipo desde la salida hasta la meta.

Por supuesto, todo ello bajo la coordinación general de nuestro ‘hombre vuelta’, Óscar Serrulla, omnipresente en todos los rincones de esta primera y complicada etapa con el objetivo de que empezáramos la prueba con buen pie como así ha sido.

Con intención de hacerlo bien arranca también La Vuelta un equipo ciclista con poca fortuna en forma de pinchazos en las dos vueltas que ha realizado para reconocer el circuito pero de las que luego se ha resarcido cediendo solo 37 segundos con el ganador, el Astaná.

Y si alguien ha disfrutado del buen hacer del equipo esos han sido el Presidente de Caja Rural Central, Manuel Ruiz, y el Director General, José Víctor Guillén, que han seguido la etapa en el coche de equipo.

Aunque, eso sí, hay que destacar que no han sido los únicos ya que también ha estado siguiendo la carrera Roberto González, cliente de Caja Rural Central desde hace más de dos décadas y que ha disfrutado de una experiencia inolvidable.

Y para inolvidable la jornada que han pasado las compañeras de Seguros RGA Esther Jara y Silvia González, junto a un extenso equipo de compañeros de Caja Rural Central que han pasado buena parte de la tarde y la noche atendiendo a todos los amigos que se han pasado por una fan zone del equipo ciclista en la que se ha estrenado nuestro incombustible y genial speaker Vicente ‘Auauauauauauauauauauaaaaguado’.

Una cita por la que tampoco han querido faltar Manuel Ruiz y José Victor Guillén así como Jorge Morales, Responsable de la zona de Alicante de Caja Rural Central. Los tres han querido poner su granito de arena junto al de los numerosos visitantes que han conseguido recorrer un total de 389 kilómetros que se convertirán en 1.167 euros para la Asociación de Padres de Alumnos con Necesidades Educativas Especiales.

Y una vez cumplidos todos los compromisos llegaba el momento del sorteo. Un momento que ha deparado la anécdota de la jornada ya que la mano inocente sacaba y sacaba papeletas pero los ganadores, que tienen que estar presentes en el momento del sorteo tal y como repite Vicente unas 2.500 veces durante la tarde, se han hecho de rogar.

En cualquier caso, al final se han repartido las camisetas y maillots, hemos hecho la foto de familia y podemos certificar que empezamos La Vuelta en perfecto estado de revista. Aunque de las horas de terminar, mejor no hablamos. Que esto apenas acaba de empezar.

Buenas noches… o días.

Etapa 1 La Vuelta 2019 (Salinas de Torrevieja - Torrevieja)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *