Unión y calor familiar para afrontar mejor las dificultades

Si ha habido una gran protagonista de la jornada de este sábado en La Vuelta esa ha sido, sin duda, la familia. Y es que tanto la salida como la meta nos han demostrado que el calor de una familia es fundamental para afrontar las dificultades que se nos puedan presentar a diario.

Y si no que se lo digan, por ejemplo, a Gonzalo Serrano, que se ha encontrado con una gran pancarta de ánimo portada por sus familiares así como con su mascota. Hay que recordar que Gonzalo sufrió una caída en la crono de Pau y lleva varios días arrastrando dolores en un hombro. De ahí que los suyos no hayan dudado un instante en venir a darle todo su apoyo a la salida de San Vicente de la Barquera.

También en esta localidad cántabra han seguido apurando las opciones de seguirle de cerca los familiares de Jonathan Lastra. Un Lastra que sigue en una nube tras todo lo vivido en Bilbao pero que, sobre todo, ha podido sentir muy de cerca también el calor de sus allegados.

No obstante, el que se ha llevado la palma en cuanto a presencia de familiares y amigos se refiere es Álex Aranburu. Y es que ha sido tal la nómina de familiares que ha venido a visitarles que cuando les echaba la foto me han entrado ganas de decirles eso de: “Caja Rural y Seguros RG…AAAAAA” (Confieso que en mi interior lo he pensado :p)

Y también recibiendo el cariño de los suyos ha estado nuestro hombre rápido del equipo, Jon Aberasturi, muy solicitado en la salida en el día de hoy puesto que se le presuponía que podría ser gran protagonista en la llegada de Oviedo. Y la verdad es que lo ha sido, muy a su pesar, tras verse implicado en una caída en la parte delantera del pelotón cuando se disponía a afrontar el los últimos kilómetros en una buena colocación para el sprint.

Lo cierto es que daba bastante tristeza ver el gesto de rabia y de mirada perdida de un Aberasturi que ha cruzado la meta con el culote roto y sangre en varias partes del cuerpo. Aunque no cabe duda de que lo que más lo dolía a Jon era la ocasión perdida. Esa es la ambición de los nuestros.

Por contra, los que no han perdido un instante a la hora de hacer llegar a todos los rincones el merchandising de Caja Rural y Seguros RGA han sido Javier y Antonio Fuentes, acompañados durante esta jornada por Alejandro Martí de Seguros RGA y Patricia Bernardo de Caja Rural de Asturias.

Aunque el lugar que se lleva la palma en cuanto material de apoyo a nuestro equipo es una línea de meta en la que se han incorporado a las labores de reparto Óscar Serrulla y María Teresa Álvarez. Una línea de meta donde aguardábamos con nervios la llegada de la carrera sabedores de que Aberasturi podría ser protagonista y en la que la caída en la que se ha visto implicado nos ha truncado todas las ilusiones.

Pero como quiera que nosotros también somos una gran familia no nos quedaba otra que seguir unidos y con fuerzas para afrontar el otro gran reto del día, la bicicleta solidaria en nuestra fan zone a favor de la Asociación Galbán. Una asociación que trabaja con niños con cáncer y sus familias. La familia, por tanto, que volvía aparecer por la tarde como el gran referente.

Y una gran familia de voluntarios verdes ha sido la que se ha juntado en la carpa entre los miembros de Caja Rural de Asturias comandados por su Director de Márketing, Alejandro Díaz, y los de Seguros RGA con la Directora Comercial y de Márketing al frente, Mónica Paz, y con un equipo al que se han sumado también Leticia Lucas y Silvia Fernández.

La verdad es que la causa de la Asociación Galbán bien merecía la pena de ponerse a rodar unos kilómetros para ir sumando una cuenta solidaria que al final ha llegado a los 600 kilómetros lo que significa una aportación de 1.800 euros para todas estas familias.

Por tanto, es de justicia agradecer a toda la gente que se ha sumado para poner su granito de arena en esta iniciativa como también es de justicia agradecer a María Teresa Álvarez la alegría que ha vuelto a destilar una vez más en la fan zone marcándose un baile que se sitúa entre los candidatos a ser el vídeo ‘top’ de Seguros RGA en esta vuelta.

Y como la cosa ha ido de ayudarnos unos a otros y de arroparnos en torno al color verde de nuestra marca confieso que me he concedido la licencia por primera vez en todas las veces que he venido a Oviedo con La Vuelta, que son ya unas cuentas, de ver algo más que la habitación del hotel. Eso sí, tranquilidad. Nada de excesos. Lo justo para hacer un brindis junto a la catedral con todo el equipazo de Seguros RGA desplazado aquí por el trabajo bien hecho y dejar atrás el mal sabor de boca por la caída de Aberasturi.

Y como son las cosas que para un día que piso mínimamente la calle me he venido a tropezar con Mafalda. Y, claro, no he podía perder la ocasión sacar el micro de Caja Rural – Seguros RGA en busca de alguna declaración, grito de guerra o algo. Pero se ha escudado para no hacer declaraciones en que lleva ya más de medio siglo sentenciando.

Y nosotros más de medio siglo no pero más de media vuelta sí que llevamos ya a nuestras espaldas. Y todavía queda lo que queda. Pero como bien le grita Mafalda a un cangrejo en una de las geniales viñetas de Quino: ¡El futuro queda hacia adelante!

Buenas noches… o días.

GALERÍA DE IMÁGENES

Etapa 14 La Vuelta 2019 (San Vicente de la Barquera - Oviedo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *